Documentos indispensables para ir a pasar la ITV con nosotros

Hay documentación indispensable que debe acompañar a todo conductor al presentarse en la estación de ITV, que muchas veces se llegan a olvidar,  lo que podría acarrear desde el rechazo del vehículo hasta multas. 

La normativa vigente es estricta en cuanto a la documentación que debe presentarse. No importa que tu coche esté en perfectas condiciones mecánicas, si la burocracia no está en regla, simplemente no pasarás la ITV. Por tanto, es indispensable estar al día con todos los papeles, y esta lista debe ser revisada con cada cita, ya que puede haber variaciones o actualizaciones en los requerimientos.

  • El papel principal en esta función lo tiene la Tarjeta de Inspección Técnica, un documento que contiene todos los datos técnicos del vehículo y el registro de inspecciones previas. Es imprescindible que esté al día y presente en el vehículo, porque es la identificación técnica del mismo y la prueba de que ha superado anteriores revisiones.
  • Siguiendo en orden de importancia, el Permiso de Circulación es otro documento que no puede faltar. Este acredita que el vehículo está autorizado legalmente para circular y que el propietario o titular del mismo tiene todos los derechos sobre el vehículo. Es el DNI del coche, y como tal, debe estar actualizado y en regla.
  • Casi a la par en relevancia, encontramos el justificante del último seguro obligatorio. No es ninguna novedad que para circular se necesita un seguro que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil. Y es lógico que para comprobar que cumplimos con esta obligación, la ITV exija el recibo que acredite que nuestro seguro está en vigor.
  • Y no podíamos dejar de mencionar el informe de la última ITV realizada, en caso de no ser la primera vez que el vehículo la pasa. Este informe ofrece un resumen de los resultados y conclusiones extraídas en la última revisión, incluyendo posibles defectos que se debían corregir o recomendaciones para el mantenimiento del vehículo.
Las condiciones físicas de los documentos también son valoradas; un documento deteriorado puede suponer una complicación adicional.
Otro aspecto a considerar es el de los datos de contacto actualizados. Asegúrate de que tanto en la documentación del vehículo como en la aseguradora, tus datos personales estén actualizados. Si hubiera ocurrido algún cambio, como una mudanza, es crucial que esta información esté reflejada en los documentos que presentes.
Una revisión previa por tu parte o por un taller de confianza puede hacer la diferencia entre un paso exitoso y uno que requiera una segunda visita. Cuida especialmente aquellos puntos que suelen ser más susceptibles a fallos, como las luces, los neumáticos y los frenos.

Leave a Reply