En qué casos no tener la ITV en vigor tiene consecuencias penales

No pasar la ITV cuando toca de forma consciente o no, es un riesgo para el conductor y para el resto usuarios, ya que si el vehículo esconde un defecto grave en alguno de sus sistemas y acaba teniendo un accidente, las consecuencias pueden ser nefastas. Así, no tener la ITV en vigor conlleva distintas multas, la posible no cobertura del seguro en caso de siniestro y puede conllevar implicaciones penales.

Más allá de la posible no cobertura de la entidad aseguradora en caso de siniestro y las multas que conlleva circular sin la ITV en vigor, hay consecuencias más graves.
El director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz, explica que si un vehículo que no tiene la ITV en vigor causa un accidente vial “debido a defectos mecánicos conocidos por el conductor” tal como neumáticos en mal estado o frenos desgastados, y este accidente pone en peligro grave e inmediato la vida o integridad de las personas, se podría estar “ante la comisión de un ilícito penal”.

Esta situación puede acarrear la privación del derecho a conducir, multas e incluso pena de prisión. Específicamente, estos hechos se relacionan con el delito tipificado en el artículo 380 del Código Penal, que hace referencia a “conducir con temeridad manifiesta y poner en concreto peligro la vida o la integridad de las personas”.

Para que una conducta relacionada con la falta de ITV sea considerada un delito de homicidio o lesiones imprudentes, se deben cumplir ciertos requisitos. Como explica el ex fiscal de Sala de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Bartolomé Vargas, para ello “es necesario demostrar la existencia de un riesgo efectivo y concreto para la seguridad vial, la voluntariedad en la conducta del infractor y la relación de causalidad entre la conducta y el riesgo creado”.

Todas las multas por no tener la ITV en vigor en España ( Real Decreto 6/2015, de 30 de octubre):
– ITV caducada o con resultado desfavorable: es infracción grave y la multa se fija en 200 euros (100 euros por pronto pago). No resta puntos del carnet de conducir.
– ITV con resultado negativo: se considera que el vehículo no cumple las condiciones técnicas atentando contra la seguridad vial. Infringirlo se contempla como falta muy grave y la sanción asciende a los 500 euros (sin posibilidad de reducción). Tampoco supone la pérdida de puntos.
Además, es obligatorio llevar colocada la pegatina de la ITV (distintivo V-19) en el lugar indicado para ello: en los coches, la esquina superior derecha del parabrisas. No hacerlo supone una infracción leve y acarrea una multa de 80 euros. Igualmente no resta puntos.
La normativa también recoge que los defectos graves suponen un resultado desfavorable en la ITV, y esto inhabilita al coche para circular por la vía pública (excepto para su traslado al taller y posterior regreso a la estación para someterse a una nueva inspección). En este caso, el plazo del que se dispone para obtener la inspección favorable (en la misma estación o en otra) es de dos meses.

Leave a Reply