Las medidas de la DGT para los coches aparcados en los pasos de cebra

La DGT comenzó este 2024 con la intención de velar por la seguridad de los conductores y que se reduzcan la cantidad de siniestros que se producen en las carreteras.

La multa que hay por aparcar en un paso de peatones va a ser de 200 euros, una cantidad que puede terminar llegando hasta los 500 euros, todo ello dependiendo de la ciudad en la que se produzca la infracción. Como ocurre en toda multa, es posible la alternativa de recurrir la sanción, pero no suelen prosperar, pero a la vez suelen estar acompañadas de documentos gráficos de cara a que se pueda certificar lo ocurrido.

Las sanciones no solo se van a aplicar a los coches de cuatro ruedas, puesto que las motos tampoco se van a poder estacionar sobre un paso de cebra.

Se prohíbe además el hecho de estar aparcando en los carriles bus, las aceras, los pasos de peatones, las salidas de emergencia o los carriles para las bicicletas, además de aquellos espacios que se reservan para las personas que tienen discapacidad, así como las obras de carga y descarga. Estas zonas se marcan con unas señales de tráfico en concreto.

La misión más importante que tienen los cruces peatonales es que haya zonas en las que los usuarios deseen cruzar la calzada para que lo puedan hacer de forma segura y sin arriesgar la integridad física y la de otros usuarios de la vía.

Por este motivo, el paso de cebra al final es un elemento eficaz que va a reducir los accidentes. Por todo ello, los conductores se van a ver obligados a parar cuando sea preciso y respetar los elementos en cuestión. De no ser así, van a poder ser sancionados por tráfico.

Leave a Reply